Fundación PROhumana, Promoviendo la Responsabilidad Social en Chile
BUSCAR EN PROhumana
Nuestra Organización Asesorias Iniciativas PROhumana Publicaciones Prohumana Alianzas PROhumana al día
Responsabilidad Social Empresarial
Boletines PROhumana
Último número revista PROhumana
Nuevo libro sobre RSE
 
Estudio: Existe desconexión entre “pensamiento y acción” en Sustentabilidad
 
Nuevo sitio web reúne 400 estudios sobre Felicidad y Salud
 
Lanzan proyecto pionero para fortalecer la gestión de la información sobre Cambio Climático en Chile
 
Presentan Manual sobre Anticorrupción, Ética y Cumplimiento
 
 
 


Ventajas de emplear a personas discapacitadas
Documentos asociados: Tema y Caso

En Chile, aún no existen leyes ni reglamentos que potencien y aseguren la integración  al mercado laboral de las personas con discapacidad. Por lo mismo, éstas dependen de la buena voluntad que pueda existir por parte del empleador.

Aunque en nuestro país existiera una ley que amparara a estas personas, las empresas deben comprender que no sólo se debe incorporar a los discapacitados porque una ley lo estipula, sino porque su Responsabilidad Social es ofrecer igualdad de oportunidades a la ciudadanía, y no discriminar.

Actualmente estas instituciones, poco a poco, se han dado cuenta que aceptar a un discapacitado no es un problema, y que estos individuos sí pueden realizar a la perfección la labor asignada. El contratar personal discapacitado no sólo produce beneficios económicos, sino que también potencia la RSE que les compete.

A continuación, les presentamos una serie de ventajas que puede obtener la empresa al incorporar dentro de su equipo de trabajadores a una persona con discapacidad.

Ventajas sociales
  • Se mejora el clima social dentro de una empresa, ya que se dinamizan las relaciones entre los diferentes sectores de la sociedad, potenciando que no exista discriminación.
  • Incorporar a un discapacitado es valorado positivamente por los clientes, puesto que se dan cuenta que la empresa no sólo posee intereses económicos, sino que también sociales.

Ventajas económicas
  • Los costos que supone un trabajador ordinario son superiores a los de una persona discapacitada.
  • La producción es exactamente la misma, e incluso mayor, puesto que un individuo discapacitado valora mucho su trabajo, ya que entiende que no es fácil emplearse.
  • Invertir en elementos de accesibilidad como puertas anchas, rampas e instrucciones audibles, puede mejorar el acceso de clientes y usuarios, lo que afecta directamente a la economía de la empresa.
  • Las empresas que mantienen en sus puestos de trabajo a alguna persona que haya pasado a tener una condición de discapacidad, no tienen que invertir en contratar y formar a un nuevo trabajador, lo que disminuye los costos.

Existen un sinnúmero de ventajas que las empresas deben considerar respecto del tema, ya que éstas pueden ayudar a que estas instituciones, de una vez por todas, acepten a los discapacitados dentro de sus filas laborales.

La RSE, en este caso, apunta a otorgar igualdad de condiciones a todas las personas, puesto que sólo de esta forma se crearán las condiciones óptimas para que el porcentaje de desempleo de la gente discapacitada disminuya, y para que ellas se sientan verdaderamente integradas por toda la sociedad.


 
  Inicio    Recomiende este sitio    Declaración de Principios    Contacto