4° HP Chile (2008)

hp2008

Para los de HP, la Responsabilidad Social Empresarial no es algo nuevo. De hecho, muchas de las políticas y prácticas que
hoy se entienden como tal acompañan a la compañía desde sus inicios.

No por nada el año pasado debutaron con el primer lugar en este mismo ranking, y esta vez siguen estando dentro de los mejores. ¿La razón? De seguro que el amplio concepto de Ciudadanía Global tiene mucho que ver, ya que involucra aspectos como privacidad –en especial, de todo lo que dice relación con los clientes–; comunicaciones –por ejemplo, informar responsablemente las características de los productos que ofrecen–; ética y gobierno corporativo –cada empleado debe firmar junto a su contrato de trabajo un código de conducta que se compromete a cumplir–; liderazgo en política –donde intentan colaborar con los gobiernos para fomentar la innovación y el emprendimiento–; inclusión digital y educación –mediante la entrega de tecnología a instituciones de bajos recursos, con el objetivo de ayudar a disminuir la brecha digital–; involucramiento con la comunidad –incentivando la formación de grupos de voluntariado–; protección del medio ambiente –que comienza desde que se conciben los nuevos productos hasta el final de la cadena de uso de éstos–; y filantropía –en que por regla general las donaciones no son en dinero, sino en tecnologías que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas–.

Pero más allá de las prácticas concretas, en esta compañía existe una verdadera convicción de que la RSE es parte inherente del negocio. “Los empresarios deben convencerse de que esto no es algo aislado. Dar beneficios a los empleados no debe ser visto como un gasto, sino como un activo, porque el mejor negocio es que ellos estén contentos, ya que así resultan también más productivos. Incluso, esto se ve reflejado en que las empresas que son responsables socialmente tienen mayor capacidad de atraer y retener talentos”, advierte Axel Heilenkötter, gerente de Marketing de HP.

Y si bien están conscientes de que ocupar los mejores lugares impone mayores responsabilidades y los obliga a estar
constantemente innovando, en HP asumen el desafío con valentía y entusiasmo. “Ojalá que todos los años nos cueste estar dentro de los primeros del ranking, porque eso querría decir que cada vez son más las empresas embarcadas en esto y eso, evidentemente, derivaría en un bien social”, asegura el ejecutivo.