1° Banco Santander (2008)

Santander

Con el convencimiento absoluto de que un liderazgo en el mercado financiero pasa necesariamente por la inversión en el desarrollo económico y social del país, el Banco Santander ha impulsado importantes programas –por medio de alianzas con instituciones sociales, educativas y culturales de reconocido prestigio–, con acciones focalizadas estratégicamente y proyectos sólidamente estructurados. Sólo así, aseguran, se logra un mayor impacto y efectividad, y se realiza un aporte concreto y de largo plazo en la sociedad.

“La RSE se imparte de manera interna y externa, ya que la gestión de recursos humanos genera personas motivadas, con perspectivas de desarrollo, capacitadas, participativas, y que –por medio de un equilibrio entre la vida laboral y la familiar– obtienen un desempeño de excelencia. Ello se complementa y se refleja en las gestiones de Responsabilidad Social Corporativa que se desarrollan con y para la sociedad”, sostiene Mauricio Larraín, presidente de Banco Santander.

Para graficar lo anterior, cabe mencionar que la institución lleva a cabo una serie de programas enfocados a reducir la pobreza, fomentar el empleo y desarrollar las capacidades de las personas. Aquí, una de las principales iniciativas se materializa a través del trabajo con Un Techo para Chile. “Esta contribución lleva nueve años, y se ha instalado como un proyecto transversal dentro la organización, ya que más de 500 funcionarios participan en todo el país como voluntarios para la construcción de viviendas, a lo cual se suman también aportes de fondos propios específicos para esta labor. Además, todos los años realizamos una campaña de marketing social destinada a recabar donaciones de clientes, proveedores y empleados, que durante 2007 permitió colaborar con 3.867 mediaguas, gracias a la recaudación de 1.160 millones de pesos”, agrega Larraín.

Otras alianzas –como la que tienen con la Fundación Belén Educa, para potenciar la educación en comunas de escasos recursos–, y programas como Computadores para la Comunidad –donde intentan ayudar a disminuir la brecha digital– se enmarcan también en el fuerte énfasis social de su gestión de RSE.

Todos comprometidos

A juicio del ejecutivo, los funcionarios del banco valoran el hecho de trabajar en una institución que está preocupada tanto de su bienestar como del entorno, que ve los problemas o carencias de la sociedad y que trata de hacer un aporte por medio de medidas y acciones concretas. Por otra parte, destaca también el hecho de que dentro del Grupo Santander existe una tendencia a la integración, que se refleja en el trabajo de voluntariado y la gran cantidad de socios nuevos que nacen de los mismos funcionarios.

“Cada persona es distinta y, por lo mismo, el banco ofrece diferentes maneras de colaborar, desde algo tan sutil como el uso eficiente de los recursos o la donación monetaria, hasta el trabajo de voluntariado en la construcción de mediaguas o el reforzamiento escolar a niños. Creo que el abrir opciones para hacer un aporte a la sociedad es valorado por los mismos trabajadores”, agrega Larraín